12.4.09

memorias de una ninfa

yo siempre creí que iba a fumar y que iba a estar más alta que ahora, que iba a estar bien buena y que tendría un novio bien guapo con un automóvil convertible color rojo...

así me veía yo en mis fantasías mattel a los 5 años.

tengo 18 años y siento que no he hecho grandes cosas con o de mi vida.
no fumo, me da náuseas.
no estoy alta... ni siquiera para el metro y medio.
no estoy buena... mas bien estoy como a escala y medio desproporcionada.
y no tengo novio... mucho menos guapo...
y menos un automóvil, me choca manejar.

siento que estoy equivocando el rumbo de mi vida.
psicología jamás estuvo en mis planes... jamás lo vislubre como posibilidad en mis fantrasías; ni siquiera cuando me obsesioné con la personalidad de los asesinos en serie en la secundaria.

con el tiempo me volví extraña. yo era de esas niñas tremendamente adorables que su mamá siempre vestía bonito como muñeca antigua, vestido, zapatitos y bien peinada; jamás me ensuciaba y comía perfectamente con cubiertos y todo a los 3 años. me hicieron un mini adulto para que encajara con su vida snob.

conforme fue desapareciendo la vida snob fue desapareciendo la muñequita perfecta.

se han fijado que a la mayoría de los niñitos sus papás los obligan a cantar/bailar/recitar delante de todos los familiares (ebrios o no)???--- bueno yo sí me he fijado. ¡es deplorable! ¡inaceptable! ¡una completa transgresión a los derechos de los niños! calcetín con rombos man debe llorar cada que ve a uno de esos pobres niños cantar obligadamente frente a su parentela.
bueno, pues... yo hacía eso solita.
solicitaba la atención de todos los invitados (ebrios o no) y me ponía a bailar y a cantar y me encantaba que me grabaran y ay sí ay sí, soy la estrella de la familia, mírenme que adorable soy. por eso, creo yo, le caía medio gorda a mis primitas.

yo deseaba más que nada en el mundo ser artista, cantar, bailar, salir en la tele y por sobre todas las cosas... ser famosa. no tenía mucha idea de lo que era "ser famosa" pero era un término muy lindo para describir mis sueños.
a los 5 años mi mamá me insribió a clases de ballet en la academia pedro infante que estaba cerca de la casa de mi tía -a donde el camión escolar me iba a botar después de la escuela y donde comía- y adivinen con quién tomaba clases???
pues con la horrenda hija de pedro infante jr; una horda de chamacas consentidas más yyyy... la estrella del momento! luz clarita!!!! nadie en mi escuela de coapeños me creía que tomaba clases de ballet con ella, porque su raciocinio coapeño era: "si es tu amiga, por qué no sales en la tele con ella?" pfffffff.... pendejo! osea jelouuu! ella era la estrella, yo solo tomaba clases con ella.
pobre niña recuerdo que en las fiestas todos la azoraban y la querían ayudar a respirar y masticar su comida... incluso los adultos eran rebarberos, como si fueran a conseguir un papel estelar por ayudarla a eructar, meh.

bueno... en mi ferviente deseo de ser artista de renombre y fama mundial, cursaba yo el grado de preescolar... prepri, como vulgarmente se le conocen en mis tierras natales. estaba yo en la etapa de aprender a leer, escribir con manuscrita (costumbre que jamás se me va a quitar -gracias sistema educativo neofascista-), hacer números bonitos y contar del uno al cien... además de otras monerías como cantar, bailar parejitos, marchar, obedecer, chasquear los dedos y decir: "bueeeenosss díaaaaas Missss Suuuuuuuusyyyyyyy" meh... la pura verga. ¬¬
ya mencionada esta etapa, procederé a contarles mi primera sublevación ante el opresor sistema parental:

NO QUIERO APRENDER A LEER.

y zan se acabó. no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero... y no y no y no y no y no y no y no y no y no!!! y llanto y lágrimas y gritos desesperados de mi madre y mi padre trantado de hacer entrar en razón a una mocosa consentida de apenas 5 inocentes añitos...

YO NO QUIERO APRENDER A LEER PORQUE YO VOY A SER ARTISTA.

ja ja ja ja; pobre pendejita.

mi madre no es la más grande fomentadora de la creatividad en sus hijos... conmigo, mucho más que con mi hermano fue una sobreprotectora rapaz de "ni que el viento se le acerque a mi niña" chale... por eso soy bien pinche alérgica a todo. entonces... qué hizo mi madre ante tal declaración???

ponerme a leer diario 1 hora, así chillara recio o quedito o le pidiera porfavor que no me pusiera a leer.
¿aprendí a leer?
a esa edad... todo lo que te metan con fuerza te entra. sí, si aprendí a leer a la de a fuerzas.

en primero de primaria... la tarea. ni siquiera la anotaba y me valía madres. mi maestra me dijo que mi letra era horrible y se iba sobre mí con toda su humanidad y me agarraba fuerte la mano y "la llevaba" según me enseñó a escribir bonito. a la mierda gracias a ella tengo unas pinches patas de araña mocha que ni los médicos entienden. escribo de la verga, gracias puta zorra gorda malcogida y pendeja. aghhhh.... ELLA NO ME DEJÓ ESTAR EN LA CEREMONIA DEL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA PORQUE HABLABA MUCHO EN CLASE!!! Y ESCOGIÓ A UNA NIÑA QUE ME DECÍA QUE ERA MUY PAYASA!!! AGHHHH -rencor rencor rencor-
Y POR POCO NO ME DEJA ESTAR EN EL CORO INFANTIL (o la verga...) PORQUE "HABLABA MUCHO" pues sí pendeja, a los 6 años yo tenía un perfecto manejo del lenguaje, cosa que seguramente tú no lograste como hasta los 8! grandísma pendeja!!!
aun así, yo le agradaba a la mayoría de los adultos porque me sabía comportar en sociedá.

en segundo de primaria me negué a aprender a multiplicar... hasta que con gritos y sombrerazos (nadie en familia usaba sombreros, jo) cantaba la tabla del uno al 12... aguaaaas!!!!
en tercero... mi vida escolar dió un completo giro, como dicen por ahí de 360°... aguaaaaaaas!!!!
cuadro de honor cada periodo (mi inexistente hurón)... mi primer beso de a mentis, mi primer novio de a mentis... la primera vez que me topé con la puta pendeja rubia desabrida (desabierta, jo) de Fernanda Retana... ñamñamñamñamñam... mis cienes en la boleta, mi conducta... meh, seguí hablando demasiado en el salón, lo que me creó grandes amigos que después olvidé, ninguno era tan bueno como para que jugara diario con él. Y me hice amiga de la que después sería la niña más superultramega popular de la generación... Olimpia Montserrat Fernández Domínguez... ella, mis respetos... ella sí era una artista. ambas íbamos a ser super famosas y amigas para siempre. me regaló una cabagge patch (ambas teníamos colección), iba a comer a su casa, ella a la mía y nos hacíamos dibujos de palitos; aunque ella dibujaba mucho mejor que yo. caramba, fue una bonita amistad. duró lo que tenía que durar.

cuarto de primaria... sin pena ni gloria.
quinto de primaria... supe lo que era estar enamorada de tu mejor amigo y de un pendejito de sexto. mi mejor amigo era el patancito del salón... de esos que se paran a bailar, que dicen chistes, que le ponen apodos a la maestra, que está enamorado de la de inglés, que ya se va "solo" a su casa, que usa un relojote G-shock (mi delirio a los 10 años), que andaba en patineta, se alimentaba básicamente de papas, usaba un portafolios tipo ejecutivo... y que tiene un hermano mayor que escucha metallica y korn (mta rudísimo)... bueno, entendieron el punto, no?
era de lo peorcito... y a mí se me pegó algo de él. deje de ser tan mona y me volví contestona con todos hasta con mis papás... jeeee. él fue el gran por qué de mi vida.
el por qué deje de ser tan pan de dios.
el por qué dudaba de todo.
el por qué deje de someterme.
el por qué empecé a comer papas.
el por qué me iba a la esquina de la escuela y ahí esperaba a mi mamá.
el por qué de muchas otras cosas... como empezar a sentir celos, ja!

y muchas cosas más.

ya me cansé.

...
p.d.
no hice la tarea de psicogenética. la hago mañana... total, es para el miércoles.

Death

Death
“cuando la primera vida existió, yo estaba allí esperando. Cuando la última vida muera, mi trabajo se habrá terminado. Pondré las sillas sobre las mesas, apagaré las luces, y cerraré el universo tras de mi, cuando salga”.

12.4.09

memorias de una ninfa

yo siempre creí que iba a fumar y que iba a estar más alta que ahora, que iba a estar bien buena y que tendría un novio bien guapo con un automóvil convertible color rojo...

así me veía yo en mis fantasías mattel a los 5 años.

tengo 18 años y siento que no he hecho grandes cosas con o de mi vida.
no fumo, me da náuseas.
no estoy alta... ni siquiera para el metro y medio.
no estoy buena... mas bien estoy como a escala y medio desproporcionada.
y no tengo novio... mucho menos guapo...
y menos un automóvil, me choca manejar.

siento que estoy equivocando el rumbo de mi vida.
psicología jamás estuvo en mis planes... jamás lo vislubre como posibilidad en mis fantrasías; ni siquiera cuando me obsesioné con la personalidad de los asesinos en serie en la secundaria.

con el tiempo me volví extraña. yo era de esas niñas tremendamente adorables que su mamá siempre vestía bonito como muñeca antigua, vestido, zapatitos y bien peinada; jamás me ensuciaba y comía perfectamente con cubiertos y todo a los 3 años. me hicieron un mini adulto para que encajara con su vida snob.

conforme fue desapareciendo la vida snob fue desapareciendo la muñequita perfecta.

se han fijado que a la mayoría de los niñitos sus papás los obligan a cantar/bailar/recitar delante de todos los familiares (ebrios o no)???--- bueno yo sí me he fijado. ¡es deplorable! ¡inaceptable! ¡una completa transgresión a los derechos de los niños! calcetín con rombos man debe llorar cada que ve a uno de esos pobres niños cantar obligadamente frente a su parentela.
bueno, pues... yo hacía eso solita.
solicitaba la atención de todos los invitados (ebrios o no) y me ponía a bailar y a cantar y me encantaba que me grabaran y ay sí ay sí, soy la estrella de la familia, mírenme que adorable soy. por eso, creo yo, le caía medio gorda a mis primitas.

yo deseaba más que nada en el mundo ser artista, cantar, bailar, salir en la tele y por sobre todas las cosas... ser famosa. no tenía mucha idea de lo que era "ser famosa" pero era un término muy lindo para describir mis sueños.
a los 5 años mi mamá me insribió a clases de ballet en la academia pedro infante que estaba cerca de la casa de mi tía -a donde el camión escolar me iba a botar después de la escuela y donde comía- y adivinen con quién tomaba clases???
pues con la horrenda hija de pedro infante jr; una horda de chamacas consentidas más yyyy... la estrella del momento! luz clarita!!!! nadie en mi escuela de coapeños me creía que tomaba clases de ballet con ella, porque su raciocinio coapeño era: "si es tu amiga, por qué no sales en la tele con ella?" pfffffff.... pendejo! osea jelouuu! ella era la estrella, yo solo tomaba clases con ella.
pobre niña recuerdo que en las fiestas todos la azoraban y la querían ayudar a respirar y masticar su comida... incluso los adultos eran rebarberos, como si fueran a conseguir un papel estelar por ayudarla a eructar, meh.

bueno... en mi ferviente deseo de ser artista de renombre y fama mundial, cursaba yo el grado de preescolar... prepri, como vulgarmente se le conocen en mis tierras natales. estaba yo en la etapa de aprender a leer, escribir con manuscrita (costumbre que jamás se me va a quitar -gracias sistema educativo neofascista-), hacer números bonitos y contar del uno al cien... además de otras monerías como cantar, bailar parejitos, marchar, obedecer, chasquear los dedos y decir: "bueeeenosss díaaaaas Missss Suuuuuuuusyyyyyyy" meh... la pura verga. ¬¬
ya mencionada esta etapa, procederé a contarles mi primera sublevación ante el opresor sistema parental:

NO QUIERO APRENDER A LEER.

y zan se acabó. no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero y no quiero... y no y no y no y no y no y no y no y no y no!!! y llanto y lágrimas y gritos desesperados de mi madre y mi padre trantado de hacer entrar en razón a una mocosa consentida de apenas 5 inocentes añitos...

YO NO QUIERO APRENDER A LEER PORQUE YO VOY A SER ARTISTA.

ja ja ja ja; pobre pendejita.

mi madre no es la más grande fomentadora de la creatividad en sus hijos... conmigo, mucho más que con mi hermano fue una sobreprotectora rapaz de "ni que el viento se le acerque a mi niña" chale... por eso soy bien pinche alérgica a todo. entonces... qué hizo mi madre ante tal declaración???

ponerme a leer diario 1 hora, así chillara recio o quedito o le pidiera porfavor que no me pusiera a leer.
¿aprendí a leer?
a esa edad... todo lo que te metan con fuerza te entra. sí, si aprendí a leer a la de a fuerzas.

en primero de primaria... la tarea. ni siquiera la anotaba y me valía madres. mi maestra me dijo que mi letra era horrible y se iba sobre mí con toda su humanidad y me agarraba fuerte la mano y "la llevaba" según me enseñó a escribir bonito. a la mierda gracias a ella tengo unas pinches patas de araña mocha que ni los médicos entienden. escribo de la verga, gracias puta zorra gorda malcogida y pendeja. aghhhh.... ELLA NO ME DEJÓ ESTAR EN LA CEREMONIA DEL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA PORQUE HABLABA MUCHO EN CLASE!!! Y ESCOGIÓ A UNA NIÑA QUE ME DECÍA QUE ERA MUY PAYASA!!! AGHHHH -rencor rencor rencor-
Y POR POCO NO ME DEJA ESTAR EN EL CORO INFANTIL (o la verga...) PORQUE "HABLABA MUCHO" pues sí pendeja, a los 6 años yo tenía un perfecto manejo del lenguaje, cosa que seguramente tú no lograste como hasta los 8! grandísma pendeja!!!
aun así, yo le agradaba a la mayoría de los adultos porque me sabía comportar en sociedá.

en segundo de primaria me negué a aprender a multiplicar... hasta que con gritos y sombrerazos (nadie en familia usaba sombreros, jo) cantaba la tabla del uno al 12... aguaaaas!!!!
en tercero... mi vida escolar dió un completo giro, como dicen por ahí de 360°... aguaaaaaaas!!!!
cuadro de honor cada periodo (mi inexistente hurón)... mi primer beso de a mentis, mi primer novio de a mentis... la primera vez que me topé con la puta pendeja rubia desabrida (desabierta, jo) de Fernanda Retana... ñamñamñamñamñam... mis cienes en la boleta, mi conducta... meh, seguí hablando demasiado en el salón, lo que me creó grandes amigos que después olvidé, ninguno era tan bueno como para que jugara diario con él. Y me hice amiga de la que después sería la niña más superultramega popular de la generación... Olimpia Montserrat Fernández Domínguez... ella, mis respetos... ella sí era una artista. ambas íbamos a ser super famosas y amigas para siempre. me regaló una cabagge patch (ambas teníamos colección), iba a comer a su casa, ella a la mía y nos hacíamos dibujos de palitos; aunque ella dibujaba mucho mejor que yo. caramba, fue una bonita amistad. duró lo que tenía que durar.

cuarto de primaria... sin pena ni gloria.
quinto de primaria... supe lo que era estar enamorada de tu mejor amigo y de un pendejito de sexto. mi mejor amigo era el patancito del salón... de esos que se paran a bailar, que dicen chistes, que le ponen apodos a la maestra, que está enamorado de la de inglés, que ya se va "solo" a su casa, que usa un relojote G-shock (mi delirio a los 10 años), que andaba en patineta, se alimentaba básicamente de papas, usaba un portafolios tipo ejecutivo... y que tiene un hermano mayor que escucha metallica y korn (mta rudísimo)... bueno, entendieron el punto, no?
era de lo peorcito... y a mí se me pegó algo de él. deje de ser tan mona y me volví contestona con todos hasta con mis papás... jeeee. él fue el gran por qué de mi vida.
el por qué deje de ser tan pan de dios.
el por qué dudaba de todo.
el por qué deje de someterme.
el por qué empecé a comer papas.
el por qué me iba a la esquina de la escuela y ahí esperaba a mi mamá.
el por qué de muchas otras cosas... como empezar a sentir celos, ja!

y muchas cosas más.

ya me cansé.

...
p.d.
no hice la tarea de psicogenética. la hago mañana... total, es para el miércoles.