4.7.09

El problema cuántico que representa bailar El Payaso de Rodeo

Hola amiguitos!!
Bienvenidos otra vez a su blog favorito! EL BLOOOG DE AAAATIII!!!
(eeeeeh!!! eeeeeeeeeeeeh!!! uuuuuuuuh!!!! vivaaaaa!!! hurraaaa!!!!, ati! enséñanos a hacer el amor!!!)

Bueno amiguitos, el día de hoy le voy a platicar de la tortuosa aventura que son para mi las fiestas en salones.

Salones asi de alto de pedo donde vas de largo, encopetada, entaconada, enperfumada y a veces con estola.
A mi me caen muy mal esos eventos; todas mis graduaciones (excepto de la prepa) fueron en los salones del grupo ambrosía, osea... donde la costumbre de "mover la servilleta" y "el cuerpo de meseros", son solo usanzas autóctonas salidas del corazón de xochimilco; esto es de gente BIEN, snobs wannabe salidos de Prado Coapa. Aquí te dan regalos cuando llegas, durante la fiesta y cuando te vas; amo los regalos... pero no amo los vestidos.

Fue la graduación de mi hermano, y como es bien sabido, tengo una incapacidad genética para divertirme en las fiestas (es genético porque mi papi es igual de aguafiestas); yo tenía previsto quedarme sentada en la mesa a dos nachas nomás viendo a la gente y burlándome de sus atuendos costumbristas y de sus modos muy pinches de mover el bote.
Pero OH SORPRESA! me divertí más que en todas mis graduaciones, en esa fiesta socialicé más que en la mía propia, bailé más que en la de la secundaria y me veía mejor que a todas a las que he ido.

Pero... algo que no puedo No Puedo... y NO PUEDO (ni podré) es bailar "No rompas más" y "El Payaso de Rodeo", pfffffffff.... mi torpeza motora grado 4 lo explica todo, ni hacerme pa' la derecha, ni pa' la izquierda, ni pa' trás, ni pa' delante ni dar vueltecitas mamonas... soy un fiasco y siempre termino siendo pisada por la gente hábil o de plano me salgo y me voy a sentar.
Lo que hice esta vez fue muy inteligente; me quedé a la orilla, solo viendo y aplaudiendo... mirando, observando, escrutando, calculando cada paso para a ver a qué hora chocaban unos con otros y se armaba el slam.
Total que a la mitad de El Payaso de Rodeo, que los pinches escuincles ya no sabía ni pa' donde hacerse y BomBomBom andaban choque y choque unos con otros, como topos fuera del hoyo y que se arma un slam digno de cualquier festival Wacken Open Air; un slam hecho con un arte y precisión que hasta las chamacas superdesarrolladas con taconazo le entraron y no salieron lastimadas mas de la cuenta.
La pura bomba, me cae.

Me dio gusto saber que mi hermano no es un rechazado de la sociedá y bailo con sus amigos y con una que otra chamacona caliente; Good For Him!! :)


Yo también estuve contenta, porque cuando estaba en la secundaria y tenía mi complejo de niñera limpiamocos, cuidé a muchos de esos chamaquitos y chamaquitas que hoy están más altos que yo y me pueden cargar.
Hay uno muy especial; Lalo. Pinche chamaco, me cae rebien.
Él estaba en el coro (donde yo cuidaba chamacos) y él era uno de los que estaban a mi cuidado; para qué mentir? él era mi consentido, porque además de estar bonito, era muy simpático. Cuando acabó el curso y yo ya me iba para la prepa, él me regalo una bolsa llena de chocolates (kisses de almendra, yomi) y entre lágrimas me dijo:
"Aleeexis, no te vaaayas!!! cásate conmigo"
Fue la propuesta de matrimonio más adorable que jamás he tenido (y voy a tener, me cae).
Pero andar con niños 7 años menores que yo, no es parte de la ley de Dios.
Ahora que el chamaco ya es un puberto al que le salen pelos, le cambia la voz y esta mas alto que yo, pues no lo veo tan mal (ay no, que enfermo pensamiento!!)... aunque, chistoso, se quiso aprovechar de mi. Pero él es un niño y yo ya soy toda una mujer.

Que mamón estuvo eso. La verdad Lalo me cae rebien y me dio mucha ternura ver a todos esos mocositos que yo conocí en el kinder; ya hechos todos unos púberes, todos grandes, sudados y a un paso de la secundaria.

Mientras...
Yo sigo sin saber coordinar (ni bailar El Payaso de Rodeo).


Creo que el término "cuántico" no es apropiado; pero se oye bien acá.

Paz amiguitos imaginarios!!
Adieu!

1 comentario:

Fraggle. dijo...

Uno de los posts que más me ha hecho reír, que gracioso.

¡Saludooooosssssssssssssssss!

Death

Death
“cuando la primera vida existió, yo estaba allí esperando. Cuando la última vida muera, mi trabajo se habrá terminado. Pondré las sillas sobre las mesas, apagaré las luces, y cerraré el universo tras de mi, cuando salga”.

4.7.09

El problema cuántico que representa bailar El Payaso de Rodeo

Hola amiguitos!!
Bienvenidos otra vez a su blog favorito! EL BLOOOG DE AAAATIII!!!
(eeeeeh!!! eeeeeeeeeeeeh!!! uuuuuuuuh!!!! vivaaaaa!!! hurraaaa!!!!, ati! enséñanos a hacer el amor!!!)

Bueno amiguitos, el día de hoy le voy a platicar de la tortuosa aventura que son para mi las fiestas en salones.

Salones asi de alto de pedo donde vas de largo, encopetada, entaconada, enperfumada y a veces con estola.
A mi me caen muy mal esos eventos; todas mis graduaciones (excepto de la prepa) fueron en los salones del grupo ambrosía, osea... donde la costumbre de "mover la servilleta" y "el cuerpo de meseros", son solo usanzas autóctonas salidas del corazón de xochimilco; esto es de gente BIEN, snobs wannabe salidos de Prado Coapa. Aquí te dan regalos cuando llegas, durante la fiesta y cuando te vas; amo los regalos... pero no amo los vestidos.

Fue la graduación de mi hermano, y como es bien sabido, tengo una incapacidad genética para divertirme en las fiestas (es genético porque mi papi es igual de aguafiestas); yo tenía previsto quedarme sentada en la mesa a dos nachas nomás viendo a la gente y burlándome de sus atuendos costumbristas y de sus modos muy pinches de mover el bote.
Pero OH SORPRESA! me divertí más que en todas mis graduaciones, en esa fiesta socialicé más que en la mía propia, bailé más que en la de la secundaria y me veía mejor que a todas a las que he ido.

Pero... algo que no puedo No Puedo... y NO PUEDO (ni podré) es bailar "No rompas más" y "El Payaso de Rodeo", pfffffffff.... mi torpeza motora grado 4 lo explica todo, ni hacerme pa' la derecha, ni pa' la izquierda, ni pa' trás, ni pa' delante ni dar vueltecitas mamonas... soy un fiasco y siempre termino siendo pisada por la gente hábil o de plano me salgo y me voy a sentar.
Lo que hice esta vez fue muy inteligente; me quedé a la orilla, solo viendo y aplaudiendo... mirando, observando, escrutando, calculando cada paso para a ver a qué hora chocaban unos con otros y se armaba el slam.
Total que a la mitad de El Payaso de Rodeo, que los pinches escuincles ya no sabía ni pa' donde hacerse y BomBomBom andaban choque y choque unos con otros, como topos fuera del hoyo y que se arma un slam digno de cualquier festival Wacken Open Air; un slam hecho con un arte y precisión que hasta las chamacas superdesarrolladas con taconazo le entraron y no salieron lastimadas mas de la cuenta.
La pura bomba, me cae.

Me dio gusto saber que mi hermano no es un rechazado de la sociedá y bailo con sus amigos y con una que otra chamacona caliente; Good For Him!! :)


Yo también estuve contenta, porque cuando estaba en la secundaria y tenía mi complejo de niñera limpiamocos, cuidé a muchos de esos chamaquitos y chamaquitas que hoy están más altos que yo y me pueden cargar.
Hay uno muy especial; Lalo. Pinche chamaco, me cae rebien.
Él estaba en el coro (donde yo cuidaba chamacos) y él era uno de los que estaban a mi cuidado; para qué mentir? él era mi consentido, porque además de estar bonito, era muy simpático. Cuando acabó el curso y yo ya me iba para la prepa, él me regalo una bolsa llena de chocolates (kisses de almendra, yomi) y entre lágrimas me dijo:
"Aleeexis, no te vaaayas!!! cásate conmigo"
Fue la propuesta de matrimonio más adorable que jamás he tenido (y voy a tener, me cae).
Pero andar con niños 7 años menores que yo, no es parte de la ley de Dios.
Ahora que el chamaco ya es un puberto al que le salen pelos, le cambia la voz y esta mas alto que yo, pues no lo veo tan mal (ay no, que enfermo pensamiento!!)... aunque, chistoso, se quiso aprovechar de mi. Pero él es un niño y yo ya soy toda una mujer.

Que mamón estuvo eso. La verdad Lalo me cae rebien y me dio mucha ternura ver a todos esos mocositos que yo conocí en el kinder; ya hechos todos unos púberes, todos grandes, sudados y a un paso de la secundaria.

Mientras...
Yo sigo sin saber coordinar (ni bailar El Payaso de Rodeo).


Creo que el término "cuántico" no es apropiado; pero se oye bien acá.

Paz amiguitos imaginarios!!
Adieu!

1 comentario:

Fraggle. dijo...

Uno de los posts que más me ha hecho reír, que gracioso.

¡Saludooooosssssssssssssssss!